Welcome, skip to the content.

St Kilda solía ser el centro turístico costero para la elite refinada de Melbourne, pero hoy es valorada por todos los habitantes de la ciudad gracias a su ambiente independiente.

El suburbio costero preferido

Aquí podrás escoger entre salir a caminar, andar en bicicleta y patinar por la rampa que bordea la playa o navegar, hacer windsurf o kitesurf en el agua. En St Kilda Breakwater es posible que veas pequeños pingüinos. Visita el icónico Luna Park, escucha música en vivo en el Palais Theatre o el Esplanade Hotel y no te pierdas el mercado de artesanías los domingos.

Las calles principales

Fitzroy Street y Acland Street tienen modernos cafés, restaurantes y bares. Escucha música independiente, entretente durante horas en una librería, o descubre las boutiques de moda.

St Kilda Festival

Durante siete días cada febrero podrás descubrir nuevos artistas y escuchar música sin parar.

Cómo llegar

En tranvía: 3 o 16 desde Swanston Street, 96 desde Bourke Street, o 112 desde Collins Street.

Lugares de destino